Reflexiones sobre el 20-N [Texto elaborado con el respaldo de la asamblea]

Como ciudadanos indignados ante la cita con las urnas el próximo 20N, manifestamos que el sistema político tal como está ahora no nos representa. Ante esta situación, surgen dos posturas: Una parte de la asamblea considera positiva una modificación profunda de la Ley Electoral y consensúa el texto que continua. La otra, que no cree en un sistema parlamentario, aboga por el asamblearismo como forma de autoorganización y defiende la postura de la abstención activa. Ante ello y después de intentar remodelar el texto se plantea llevar a Madrid el trabajo aprobado por una parte de la asamblea y reflejar a parte la postura abstencionista, para posteriormente con la propuesta surgida en Madrid ver de que manera lograr un texto que podamos aceptar todos y que no sea aséptico. Así mismo se ve necesario abrir un debate sobre: DEMOCRACIA, asamblearismo o sistema representativo con el fin de acercar posturas a nivel estratégico. (SERÍA IMPORTANTE QUE TODOS OPINARAIS SOBRE ESTA SOLUCIÓN CON EL FIN DE QUE LOS COMPAÑEROS QUE VAYAN A MADRID SE VIERAN RESPALDADOS)

TEXTO CONSENSUADO POR UNA PARTE DE LA ASAMBLEA

Ambicionamos una sociedad con igualdad de oportunidades, estructurada alrededor de una democracia participativa. Una sociedad en la que, mediante un régimen fiscal progresivo, exista un verdadero reparto de la riqueza. Una sociedad amable y austera donde el reparto del trabajo sea un principio básico que permita el pleno empleo. Nos preguntamos si para alcanzar esa sociedad el 20N es el marco adecuado, pues los ciudadanos vamos a ser convocados a unas elecciones donde las cartas están marcadas. Unos comicios regidos por una ley electoral diseñada para beneficiar a los dos partidos mayoritarios PP-PSOE, creando un férreo bipartidismo, la famosa alternancia, donde la política se vuelve una parodia cuyos protagonistas son el gobierno y la falsa oposición, pues los partidos en lo básico, política económica y fiscal, coinciden casi al 100%. Una parodia que aleja a gran parte de la población de los asuntos políticos.
Ante esta disyuntiva ¿qué hacer?
Consideramos que las elecciones no son la única forma de lograr esa sociedad a la que aspiramos pero, innegablemente, de ellas saldrá el gobierno con el que luchar por nuestras aspiraciones, por lo tanto es una forma de participación que, aunque mutilada, no debemos desdeñar.
Valoramos que el voto o la abstención son posturas individuales que debemos respetar, pero que ambas deben ser conscientes de las repercusiones que acarrean. Por ello antes de votar o no votar debemos reflexionar sobre las consecuencias prácticas que conlleva dentro de esa ley electoral.
En una democracia es el pueblo quien ejerce la soberanía. Es el pueblo el que decide quien y como gobierna. Pero en la realidad que vivimos esto está condicionado por las élites de los dos partidos mayoritarios que actúan en función de las necesidades de los mercados, la banca y los organismos financieros. Por ello:

¿Sabemos que repercusiones tiene nuestro voto o nuestra abstención?
¿Cómo funciona el sistema electoral?
¿Qué consecuencias tiene cada opción de voto?
¿QUÉ OPCIONES SE DAN EN NUESTRO SISTEMA ELECTORAL?

ABSTENCIÓN. Es la renuncia voluntaria del derecho a participar en la elección de gobierno. No computa y, sea cual fuere el nivel que alcance, no tendrá incidencia en el resultado final.
VOTO NULO. Al igual que la abstención no computa ni incide en el resultado.
VOTO EN BLANCO. Se suma al total de votos emitidos, elevando el número sobre el que obtener el porcentaje necesario para conseguir representación.
VOTO A PARTIDOS. Veamos a continuación qué ocurre con este voto.

¿QUÉ OCURRIÓ EN LAS PASADAS ELECCIONES DE 2008?

Ciudadanos con derecho a voto 33.875.268

Votantes ……………………25.514.671……75’32 %
Abstención …………………..8.360.597 ……24’68 %
Votos en blanco ………………284.868 ……..1’12 %
Voto nulo ………………………152.416 …….0’64 %

PSOE ……………11.289.335……43’87 % …………169.. ..(48’29 %) escaños.
PP ……………….10.278.010……39’94 % …….……154..…(44 %)
IU ……………………969.946 ……3’79 %. ……………2.… (0’57 %)
CiU ………………….779.425 ……..3’03 % ………….10 … (2’89 %)
PNV …………………306.128 ……..1’19 % ……………6……(1’71 %)
UPyD ………………..306.079 ……..1’19 % …………….1….. (0’29 %)
ERC …………………298.139 ……..1’16 % ……………3…….(0’86 %)
BNG…………………212.543……..0,83 %………………..2…..(57 %)
CC……………………174.629……..0,68 %………………..2…..(0.57%)
Nabai…………………..62.398……..0,24 %……………….1……(0.29%)
Votos a partidos sin representación: 400.755

Lo que ocasiona el gran desfase entre porcentaje de votos obtenidos y escaños conseguidos, (con el mismo porcentaje, 3 %, unos obtienen 2 escaños y otros 10), es el hecho de que el sistema de reparto se aplica por circunscripciones, que es una de las reformas a proponer sobre la ley electoral, puesto que, de haberse efectuado el reparto sobre el escrutinio general, el resultado habría sido el siguiente:

PSOE ……156 escaños.
PP.………..142
IU.……………14
CiU.…………12
PNV.……………6
UPyD.………….6
ERC.……………6
BNG………….4
CC……………3
Nabai…………1

¿Votar en estas condiciones sirve de algo?

Ante las elecciones del 20N esta es la pregunta que nos hacemos los indignados y varias son las respuestas.
Unos piensan que es mejor abstenerse, otros que votar nulo y otros que votar a algún partido minoritario que, por trayectoria y programa, tenga una postura cercana al 15M. Pero en lo que sí estamos de acuerdo es las nefastas consecuencias del bipartidismo reinante y aquellas actitudes que lo fomentan como el voto en blanco.
La responsabilidad del voto/abstención es tuya, nadie puede ejercerla por ti, por eso medítalo bien y actúa en consecuencia. Sabiendo que si no participas activamente en política, votes o no votes, la sociedad no cambiará nunca.

POSTURA ASTENCIONISTA

La Abstención entendida como medida política reflexionada y coherente, es la forma de mostrar el descontento con el sistema actual, se trata de mostrar el descontento en forma de no participación con el sistema político imperante, maniatado a las leyes del mercado, la globalización, y los estados supranacionales que marcan las tendencias a seguir. Pues bien, si no crees que este sistema sea el apropiado, no tienes por que participar en él, y si, si tienes derecho a quejarte, pues si bien el voto es un derecho y no una obligación, la postura de encontrarte enfrentado a un sistema en su totalidad y no solo a determinados partidos o decisiones políticas, te permite quejarte cada día y cada minuto de tu vida.
Esta postura política, si bien se haya desvirtuada por los medios de información de masas, la clase política dirigente y gran parte de la demo-sociedad, no se basa en el pasotismo más extremo como nos quieren hacer ver si no en algo mucho más arraigado a nivel ideológico, también se atiende al hecho de que abstenerse no cambia nada y que los abstencionistas, al no participar del proceso electoral no tienen derecho a quejarse pues su no participación parece ser que les quita este derecho. Sin embargo, pensamos lo contrario, esto es, que mediante el voto, lo que en realidad estamos haciendo es legitimar este sistema que fomenta las desigualdades, firmando por escrito estar de acuerdo con este sistema de explotación

2 Respuestas a “Reflexiones sobre el 20-N [Texto elaborado con el respaldo de la asamblea]

  1. Para que quede claro que lo he leido y no paso de él. No estoy de acuerdo con el texto porque no creo que la ciudadanía esté esperando esto de nosotros y por otra parte es un sinsentido la explicación del voto y la explicación abstencionista, máxime tal como está postulada.
    No obstante, no me opongo a ella por respeto a quien han trabajado en su redacción.

  2. Si votamos, seguimos legitimando al Sistema, una democracia que no nos representa, ni representa algunos sectores sociales.
    ¿que pasaría si no hubieran votos suficientes para legitimar a los políticos?
    Que debería haber un cambio obligado y la voz del pueblo elegiría su sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*