¡Este desahucio lo vamos a parar!

¡Y lo paramos!

Indignados, ¡Si!
pero alegres y satisfechos también
En el pulso contra la banca depredadora
hoy hemos ganado
Arrancado de las fauces de la fiera insaciable
a una familia indefensa
arrojada al arroyo si no lo impedimos
Acordonada calle y vivienda por fuerzas
de no sabemos qué orden
hubo que escalar, introducirse
y atrincherarse
Se taponaron con decisión
todos los agujeros y bocacalles

Empujones, codazos, zarandeos
y un descomunal despliegue
no pudieron llevar a cabo
un miserable desahucio
de una miserable entidad bancaria
rescatada
No cejaremos en nuestro empeño
¡Ni un paso atrás!
¡Ni un desahucio más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*