Jornadas de confianza por el cooperativismo integral – 15, 16 y 17 de Junio – en la Marina, Elche

Personas implicadas en proyectos autogestionados y horizantales de las comarcas de Alicante, Castellón y Valencia, y con la colaboración de gente de la feria de autogestión de Murcia estamos organizando un encuentro para poner en contacto a la gente interesada en practicar el cooperativismo.

Vamos  a reflexionar sobre las distintas posibilidades de acción que nos  facilitan las COOPERATIVAS INTEGRALES como una forma de resistencia a la actual situación económica. Una verdadera alternativa basada en el  apoyo mutuo, la autogestión y la confianza, que tanto necesitamos en  estos tiempos inciertos.

Para acceder a la información actualizada:

http://cooperativaintegralvalenciana.es/jornadas-de-confianza-por-el-cooperativismo-integral-15-16-y-17-de-junio/

Objetivo del encuentro:
Dinamizar el proceso de formación de una o varias cooperativas integrales en la comunidad autónoma. Informar a los asistentes del funcionamiento de este modelo, figuras jurídicas, toma de decisiones, objetivos, etc…

Programa:

Viernes 15:

  • 18:00 – Recepción al encuentro.

Acogida, acomodo y abrazos.
Coordinación de tareas.
En paralelo, mapeo de las distintas iniciativas por parte de la organización.

  • 21:00 – Cena de traje (yo traje esto, tú trajiste aquello…)
  • 22:00 – Actividad lúdica.

Sábado 16:

  • 9:00 – Desayuno.
  • 10:00 – 10:30 – Presentación de las jornadas, contenido y fines de la misma.
  • 10:30 – 12:00 – Taller, partes de una cooperativa integral, principios, medios y objetivos.
  • Descanso.
  • 12:15 – 14:15 – Taller, partes de una cooperativa integral, principios, medios y objetivos.
  • 14:15 – 16:00 – Comida.
  • 16:00 – 21:00 – Presentaciones de proyectos autogestionados, presentes y futuros. Con espacios para descanso.
  • 21:00 – Cena.
  • 22:00 – Actividades lúdicas.

Domingo 17:

  • 9:00 – Chi kung.
  • 10:00 – Desayuno.
  • 10:30 – Dinámica de grupos con los colectivos y personas asistentes.
  • 11:30 – Asamblea: Conclusiones y próximos pasos.
  • 15:00 – Comida.
  • 17:00 – Recogida y cierre.

Durante todas las jornadas:

  • Propuestas actividades autogestionadas.
  • Mapeo en el ámbito de las biocomarcas de procedencia de colectivos y personas afines.

Inscripción:

¿Cómo llegar?

  • El lugar donde se celebran las jornadas está en la pedanía de la foia, del término municipal de Elche, puedes acceder al mapa de situación en el siguiente enlace:
  • http://goo.gl/maps/BoCP

¿QUÉ SON LAS COOPERATIVAS INTEGRALES?
¿Es posible la autogestión llevada a su máximo exponente? ¿Es posible  la independencia total del sistema? Éstas son dos preguntas básicas  para entender el origen del planteamiento sobre la creación de las Cooperativas Integrales como medio de soporte para la vida con sentido común, que provea una dignidad y calidez de existencia, dando capacidad cubrir las necesidades básicas de las personas.
La Cooperativa Integral es un proyecto de autogestión en red que pretende paulatinamente juntar todos los elementos básicos de una economía como son producción, consumo, financiación y moneda social e integrar todos los sectores de actividad necesarios para vivir al margen del sistema capitalista.
Una de las herramientas es una forma jurídica que nos permita construir un espacio de relaciones económicas autogestionadas entre los participantes, que esté blindada contra los embargos privados o públicos y que minimice de manera totalmente legal, o al menos de forma no  punible, el pago de impuestos y seguridad social, protegiendo-nos de la inseguridad de la banca y el estado. Así pues es una forma jurídica legal de transición para permitirnos construir, desde el ámbito más local, una manera de vivir donde ni la banca ni el estado serán necesarias. Legalmente se trata de una asociación-cooperativa no lucrativa polivalente de servicios y de consumo. De manera que profesionales y prosumidores/as pueden participar para intercambiar servicios internamente y vender hacia fuera de la cooperativa, mientras que como consumidorxs lxs participantes podemos realizar compras conjuntas tanto a los socios de servicios de la cooperativa como de productos que vengan  de fuera.

 

Como objetivo central: Construir un entramado de relaciones cooperativas y solidarias entre personas y empresas sociales, que salga de las reglas del mercado y que no sea controlado por el estado. Que sea un espacio para promocionar y hacer crecer productos ecológicos y locales, servicios realmente necesarios por nuestro día a día y nuevos proyectos  de autoempleo vinculados a estas necesidades reales. A largo plazo podría convertirse en otra sociedad fuera del control capitalista, con  su propio sistema de seguridad y previsión social para garantizar las  necesidades básicas de todos sus miembros en todo su recorrido vital.

 

Como objetivos más concretos a corto plazo:
*Reducir nuestro uso de euros y ayudar a crecer a las monedas sociales de las ecoredes.
*Reducir el precio de los productos necesarios a través de las compras colectivas.
*Dar una salida de autoempleo digna e ilusionante a personas, paradas o no.
*Facilitar una salida económica colectiva a las personas insolventes en relación a la banca y el estado.

 

Más allá de la economía y de cubrir necesidades, la propuesta de la cooperativa integral sería un marco idóneo para recuperar las relaciones sociales solidarias y las ideas de colectividad y de autogestión que nos ha quitado el sistema actual, basado en la propiedad, la acción  individual y la competencia. Podría ser un espacio donde a partir de las  relaciones iniciadas se podría aprender a autogestionar el aprendizaje, autogestionar la salud así como las necesidades emocionales y personales; una escuela para aprender a autogestionar nuestra vida desde la economía hasta la psicología, y donde podernos deseducar de todo lo que nuestra educación para ser competitivos hace que llevamos dentro.
Participar en una cooperativa integral es apostar por una nueva forma de vida en que la cooperación sustituye a la competencia como máxima que guía nuestros actos.

 

Este proceso no fluirá sin obstáculos, tenemos sentimientos de desconfianza y materialistas muy interiorizados y será normal que cueste, pero es un proceso que ya resulta inaplazable ante el colapso del sistema actual y la falta de soluciones que ya están experimentando las personas que han quedado excluidas debido a esta  crisis. ¿Como podría ser el futuro de esta sociedad hecha por y para  nosotros?
Hasta ahora hemos hablado de “la economía de  supervivencia”, es decir, aquella que necesitamos mientras no podamos salir completamente del sistema capitalista que nos obliga a utilizar su moneda para pagar algunas de nuestras necesidades básicas. Ahora hablamos de la otra vertiente que en el fondo es lo más importante que la cooperativa puede potenciar, sobre todo a la larga.

 

En primer lugar, los criterios de estas relaciones económicas dentro de la cooperativa deberían ser diferenciando las necesidades básicas del resto de necesidades. La vivienda, la alimentación, la salud y la educación deberían ser defendidas desde todos los miembros como un asunto de primera prioridad. En este sentido, la  cooperativa intentaría funcionar como realmente debería hacer una “institución pública”, es decir preocupándose por la vida digna de sus ciudadanos y guardando una provisión de recursos para garantizar las necesidades de sus miembros a largo plazo. Una vez que la cooperativa esté suficientemente en marcha y seamos bastantes, podremos crear un grupo de  trabajo para investigar cómo poner en marcha un proyecto de “seguridad social” desde abajo, como entre todxs decidamos que debe ser.

 

En segundo lugar, en los núcleos de autogestión local, se promovería una economía comunitaria o que también podemos llamar de reciprocidad espontánea, con la base de que las cosas no son de nadie sino de quien lo usa, hasta que ya no lo necesita. Un proyecto importante en promover dentro de esta cooperativa serían “las tiendas gratis”, las cosatecas y los almacenes colectivos, donde la gente lleve lo que no usa y se lleve lo que necesita. También recuperar y redefinir el tornallom, como forma de trabajo comunitario por el beneficio de toda la sociedad.
De esta manera iremos creando en nuestros ámbitos más cercanos a una economía colectivista, basada en que a través del común, podemos cubrir nuestras necesidades individuales y colectivas de una manera más justa y con menos coste económico, ecológico y social del que tendríamos si mantenemos una visión individualista de la satisfacción de necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*