Texto de la Auditoría Ciudadana de la Deuda leído en la 5ª Cacerolada frente a Bankia

Estamos por quinto viernes consecutivo aquí, frente a Bankia, para protestar contra el rescate bancario y el saqueo ilícito contra las personas. Nos enfrentamos a un expolio planificado a la vida y a los ahorros de todos nosotros, ese 99% maltratado, ignorado y vilipendiado.

Pero hoy no es un viernes cualquiera. Hoy se firma el famoso Memorandum sobre el Rescate Bancario que en uno de sus apartados dice: “Las autoridades españolas se comprometen a aplicar las reformas estructurales y recomendaciones especificas de cada país en el marco del semestre europeo”. Es resumen, la entrega de los diferentes tramos del rescate irá ligada a un paquetes de reformas.

El viernes pasado ya conocimos una serie de ellas, las que preceden a los primeros 30.000 millones de euros de la famosa ayuda. Ayuda, que como vamos conociendo no es gratis. Ayuda que esconde un veneno en forma de recortes, privatizaciones y transformación de deuda privada en deuda pública. El mismo viernes también se aprobó y ha pasado desapercibido una pieza legal que permite este saqueo ilícito al que hacemos referencia: un real decreto que pone a disposición de la banca 55.000 millones en avales del Estado.
Y nos preguntamos: ¿Qué tienen que ver esos avales con el rescate bancario? Son el mecanismo que transforma la deuda privada de los bancos en deuda pública.

Mas aclarémoslo: El rescate Bancario, en el Memorandum que se firma hoy, prevé una reestructuración de la banca que durará seis meses, de aquí a final de año. Pasados esos seis meses, las entidades no viables seran liquidadas. Bankia, por ejemplo, es en la actualidad una entidad no viable que tiene que amortizar una cantidad importante de bonos en manos de la banca alemana, francesa y grandes fondos de inversión, los famosos mercados. Si Bankia fuera liquidada ahora, según la legislación española los primeros en cobrar serian los pequeños ahorradores, después vendrían los ahorradores convertidos en accionistas y que se han querellado por engaño, quedando los bancos y fondos de inversión que poseen dichos bonos sin cobrar. Mediante los avales aprobados el viernes pasado, Bankia podrá emitir nuevos bonos, estos avalados por el estado, con los que amortizar los que vencen de aquí a final de año. En caso de liquidación de Bankia, algo que no descartan los expertos ni el memorandum, los nuevos bonos deberá amortizarlos el avalista, en este caso el Estado, en definitiva nosotros con nuevos recortes y subidas de impuestos.

Sin embargo hay una pequeña posibilidad de impedirlo, el 15MpaRATO, presentó una querella contra Bankia, querella que, a diferencia de la presentada por UpyD, no se queda solo en una denuncia contra los consejeros del banco, sino que solicita al juez la intervención directa del banco. Dicha querella intentó pararla la fiscalía, pero, en contra del criterio del fiscal, el juez la aceptó a tramite y el próximo lunes veintitrés de julio será la vista en la que el 15M intentará convencer al juez para que decrete la intervención. Si esta se produjera, el Memorandum quedaría desactivado, pues Bankia es el eje del rescate bancario, el dinero de los pequeños ahorradores podría salvarse y la deuda con los grandes bancos europeos y fondos de inversión no la pagaríamos nosotros.

Por ello gritamos:

NO AL RESCATE, SI A LA INTERVENCIÓN JUDICIAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*